11 de agosto de 2014

CHEESECAKE DE CHOCOLATE BLANCO Y OREO

Hola a tod@s!!

Estoy muyyy contenta porque esta semana la página del Facebook ha pegado un subidón tremendo gracias a un evento llamado " Conociéndonos mejor" creado por Yai pastelería en el que nos han dado la oportunidad de conocer muchas páginas de repostería y creatividad. Ha sido genial!! 
Cambiando de tema, la semana pasada hice este cheesecake para una cenita en la playa con los compañer@s de clase de mi hija pequeña, en fin... deciros que está muy muy buena es quedarme corta



Y la verdad es que además es muy fácil, y sin horno, ¿ qué más se puede pedir?? pues eso... sólo que la hagáis y vuestro paladar dirá el resto.



CHEESECAKE DE CHOCOLATE BLANCO Y OREO

NECESITAREIS
Yo he utilizado un layer cake desmontable de 20 cm.

Para la base 
250 g. de galletas Oreo trituradas
( En Makro las venden ya así en bolsa)
150 ml. de mantequilla derretida

Para la crema
600 g. de queso crema tipo Philadelphia
300 g. de chocolate blanco
100 ml. de nata líquida 35% mg.
5-6 hojas de gelatina neutra
100 g. de azúcar

Para decorar
Un poco de ganaché de chocolate
50 g. de chocolate de cobertura
50 ml. de nata líquida 35% mg.



Para preparar la base rociamos con spray anti-adherente el molde que vayamos a utilizar. Si es desmoldable, en la base pondremos también un poco de papel vegetal, así nos resultará más fácil sacarla.
Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla fundida, mezclamos bien y lo volcamos en la base, aplastando bien y extendiendo por los lados uniformemente.
Una vez esté de tu agrado, a la nevera.
La nata líquida la calentamos en el micro y cuando esté a punto de hervir la retiramos y le añadimos el chocolate blanco troceado.Dejamos templar. Hidratamos 10 m. las hojas de gelatina en un cuenco con agua fría, transcurrido este tiempo la metemos unos segundos 2-3 al micro y lo añadimos al chocolate removiendo bien. En un bol mezclamos con las varillas el queso crema y el azúcar. Le añadimos la mezcla de la nata con el choco y la gelatina y le damos un golpe con las varillas hasta conseguir una crema suave.
Volcamos todo en el molde que tenemos reservado en la nevera.
Con el ganaché de chocolate negro hacemos círculos concéntricos sobre la tarta, y con un palillo las porciones, una vez hacia fuera y otra hacia dentro. Así conseguimos los pétalos internos del dibujo.


Yo, la he adornado también con pensamientos frescos
(A la venta en Makro)

La metemos en la nevera de un día para otro mejor. Desmoldamos... y a disfrutar!!!!!



Besazos y nos vemos prontito!!



4 comentarios:

  1. Holaaa!! Qué maravilla!! Me ha encanado tu blog. Me quedo por aquí, me has encontrado por google+, graciasss!!
    Penélope

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima!! gracias a ti!! un besazo

      Eliminar
  2. qué preciosidad este cheesecake, me parece irresistible totalmente!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios